Presentaciones

Conecta con tu presentación y con tu audiencia

¿Cuántas veces habéis tenido que dar paseos al ordenador para pasar a la siguiente diapositiva? Yo la verdad es que muchas, aunque normalmente no estoy muy alejado del portátil. Si sois de aquellos que os gusta moveros por el aula mientras realizáis una presentación, seguramente os ha pasado que en alguna ocasión os ha pillado un poco lejos el ordenador para avanzar a la siguiente diapositiva, con el consiguiente trastorno y pérdida de ritmo en tu exposición.

Un control remoto para presentaciones es una herramienta muy importante para todo presentador, empleando un mando inalámbrico podrás avanzar las diapositivas de tu presentación a distancia de una forma natural y cómoda.

Imagen cedida por Kensington Computer Products Group

Desde hace ya un par de años dispongo de un mando a distancia como el que aparece en la imagen, este mando me permite controlar mis presentaciones desde cualquier lugar del aula (15,5 metros de cobertura), avanzo, retrocedo, pongo la pantalla en negro y además dispongo de un puntero láser por si me hace falta señalar algo en la pantalla. Imprescindible.

Cuando la presentación se "come" al ponente

Eduardo S. de la Fuente, Initiative Leader at Telefonica I+D

Una pregunta recurrente tras la impartición de seminarios es ... ¿qué pasa cuando la presentación (soporte gráfico) es tan atractiva que desplaza la atención de la audiencia y "se come" al ponente? No será esta la primera, ni la última vez que insistamos en que las presentaciones (soporte gráfico más común en las exposiciones) son un soporte para el discurso y por lo tanto el ponente ha de mantener en todo momento la atención de la audiencia. Ahora bien, ¿cómo?.

Lo siguiente no pretende ser en ningún caso una lista exhaustiva de métodos para evitar que la atención de la audiencia se desplace del ponente al soporte, cada uno encontrará  su propio camino, nosotros simplemente os proponemos unas estrategias sencillas y probadas:

Evitad la complejidad en las diapositivas,  buscad siempre la simplicidad (obsérvese la diferencia entre simple y simplista). Una transparencia cargada de texto inducirá a la audiencia a leerla, durante ese tiempo no importa lo que haga el ponente, simplemente se habrá vuelto invisible. Una diapositiva cargada de diagramas o complejos gráficos será también de complicada interpretación, por lo que nuevamente la atención de la audiencia pasará del ponente a la presentación.

Esto nos lleva a diseccionar y simplificar las diapositivas en series denominadas escenas, donde se desgranan los temas de interés que anteriormente se detallaban en una sola diapositiva  (muerte por bullet point).  El resultado es un conjunto de diapositivas, con o sin imágenes pero con muy poco texto, apenas una simple frase, en ocasiones una sola palabra. Esto facilita que la audiencia tarde escasos segundos en absorber la información, con lo que su atención total e indivisible volverá de nuevo al ponente.

Vale pero, ¿y si la audiencia sigue mirando el pastel? ... ¿Qué tal si comenzáis hablando del tema? Presentáis la diapositiva, solo la imagen, sin texto:

Cuando la audiencia haya captado el mensaje, lo plasmáis en pantalla, eso si, difuminando el fondo.

¿No es suficiente?, emplead un mando a distancia. Prácticamente cualquier mando moderno permite poner la pantalla en negro.



Si no conseguís captar la atención de la audiencia aún teniendo una pantalla en negro ... el problema ya no es de la presentación ;).

La revolución de las presentaciones visuales

Foto de Alberto de Vega , Software Architect at Telefónica I+D
Alberto de Vega , Software Architect at Telefónica I+D

Muchas veces, cuando impartimos el seminario de "El Arte de la Presentación", los asistentes se sorprenden y nos dicen cuánto les gusta esta nueva forma de presentar. Sin embargo, las presentaciones visuales llevan siglos con nosotros: el teatro, la ópera, la pintura, las marionetas, el profesor con su pizarra, las vidrieras de las catedrales, el hombre prehistórico dibujando con un palo en la tierra,...

Coronation of the Virgin por Lawrence OP en Flickr

Coronation of the Virgin por Lawrence OP en Flickr

 

Pero por algún extraño motivo, desde que apareció el Powerpoint estamos perdiendo el rumbo y parece que "lo normal" es llenar diapositiva tras diapositiva de texto y bullet points, e incluso las plantillas incluidas nos animan a ello. Por eso precisamente, la audiencia se sorprende tanto cuando haces una presentación visual, "Presentación Zen", si queréis, en homenaje a Garr Reynolds, autor del libro del mismo nombre.

Por ello, es normal que este "nuevo" tipo de presentaciones encuentre cierta resistencia entre las personas más conservadoras. Seguro que podéis imaginaros gente de vuestro entorno (universidad, empresa, etc) diciendo cosas como:

  • Es que si le pones fotos, la presentación no es seria.
  • Es que si no pones texto, parece que no te lo has trabajado.
  • Es que como luego se manda por mail, si no tiene texto, no se entiende.

Hacer presentaciones visuales es un desafío emocionante. En primer lugar, espolea la creatividad de la persona encargada de crear la presentación, estimula ese lado derecho del cerebro que tan poco usamos en nuestra vida cotidiana. Hay que crear un mensaje, preparar una historia y elegir las imágenes que acompañen a nuestro discurso y todo ello es "crear". En segundo lugar, es emocionante porque cuando ves las caras de tu audiencia, te das cuenta de que estás despertando emociones (y valga la redundancia) en ellos. Puede ser que les guste o no, pero lo que está claro es que alguna de las imágenes que uses se quedará en sus mentes incluso varios días más tarde.

¿Qué es difícil convencer a ciertas personas, más conservadoras, de que ésta es una manera mejor de hacer presentaciones? Cierto, pero para eso tenemos lo que hemos llamado "El Campo de Batalla Zen", sacado del blog de Duarte Design (http://blog.duarte.com/wp-content/uploads/2009/07/presentationlandscape3.pdf). Quizá no os suene, pero es una de las empresas más conocidas a la hora de diseñar presentaciones y que tiene en su haber la que dio origen a la película de Al Gore sobre el cambio climático, “Una verdad incómoda”.

"El Campo de Batalla Zen", sacado del blog de Duarte Design

Una presentación a un cliente, una propuesta de una idea, una búsqueda de financiación, el lanzamiento de un producto,la exposición de un trabajo de clase o del proyecto fin de carrera,… son campos donde la presentación ZEN tiene su sentido. Informes de beneficios, estrategias, análisis, consultoría, planes de negocio, redacciones, trabajos de clase, etc, deberían realizarse con un software de edición de textos; eso sí, si te piden que luego presentes eso ante una audiencia, deberías preparar una presentación a modo de resumen ejecutivo; y en este caso, sí que deberías hacer una presentación Zen.

En resumen: deberíamos utilizar slideware (software para diseñar diapositivas/slides) para hacer la presentación y un programa de edición de textos para crear el documento que entreguemos una vez hecha la presentación.

Y seguro que tanto tú, como tu audiencia, os lo pasáis mejor a la hora de presentar tu trabajo. Y tú, además, encontrarás una nueva manera de trabajar tu creatividad.

El arte de la presentación - Documentación

¿Cómo se debe preparar una presentación? ¿qué cosas debemos plantearnos antes de lanzarnos sobre el ratón del ordenador?

El arte de la presentación es un excelente material elaborado por Alberto de la Vega y Eduardo Simón de la Fuente que nos enseña a utilizar de una forma más correcta nuestra herramienta de presentaciones favorita (PowerPoint, Impress o Keynote), orientándonos sobre el diseño de las diapositivas en las que se basará nuestro discurso para que lo que decimos de palabra quede mejor grabado en la retina de nuestro público gracias al apoyo visual.

En la documentación encontrarás ideas para la preparación de tus presentaciones, el diseño de las diapositivas, la exposición ante la audiencia, además de recursos adicionales.

En el día de hoy, Alberto de la Vega, uno de los autores, se puso en contacto con tecnoTIC para informarnos de la existencia de este material que complementa las presentaciones que aparecen un anterior post - El arte de la presentación - Presentaciones "zen"- y además nos informa de que en éste espacio de SlideShare http://www.slideshare.net/ group/prezentations/slideshows disponen también de las presentaciones en inglés, así como una presentación temática de tipografía.

Muchas gracias a los dos por este excelente material.

 

Distribuir contenido
Inicio